Presas políticas en Perú: Informe

Euskal Herriko Antinperialistak ha tenido acceso a un informe jurídico sobre la situación en la que se encuentran las presas y presos políticos en Perú y las acciones legales que están próximos a emprender. Según dicho informe, este Colectivo se presta a plantar batalla judicial en el seno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos contra el Derecho Penal del Enemigo que opera contra los militantes y detenidos políticos en Perú desde los años 80.

El documento también alude a las condiciones concretas de enjuiciamiento y encarcelamiento de decenas de prisioneras, con largos y durísimos años de condena cumplida a sus espaldas y sujetas a una legislación ‘antiterrorista’ de excepción contra la que emprenderán en breve (y nuevamente) acciones judiciales ante la CIDH, órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano.

CONTEXTO

En el marco de la guerra entre el Partido Comunista de Perú (también conocido como ‘Sendero Luminoso’) y el estado peruano, en junio de 1986 el Gobierno de Alan García produjo grandes matanzas en los penales de El Frontón, Luringancho, el Callao y Santa Barbara (penal de mujeres). En Luringancho asesinaron a 150 prisioneros, con un solo sobreviviente que zafó metido entre los muertos. Alán García hace asesinar 300 presos en el penal de la isla de El Frontón donde la aviación y la Armada peruana bombardean durante días para luego invadirla con la Infantería de Marina y rematarlos. Hubo 25 sobrevivientes -entre ellos Rolando Echarri, ahora pronto a ser extraditado nuevamente al Perú por el delito de “agitar un trapo rojo con una hoz y un martillo” y por “realizar pintadas reclamando amnistía para los presos”; así planteada la acusación, Rolando puede ser condenado a mas de veinte años de cárcel-.

En 1992 durante la presidencia de Fujimori, se produce el genocidio del penal de Castro Castro.

peruko presoak2

Ese mismo año, cae la casi totalidad del Comité Central del PCP, es decir, toda su dirección, y prácticamente a partir de ahí termina formal y oficialmente el enfrentamiento armado.

Desde 1993 el Partido Comunista del Perú NO HA PRODUCIDO ninguna acción armada, ni oficial ni extraoficialmente. Ha dejado absolutamente de combatir por la vía armada. Y además lo ha hecho públicamente.

DESARROLLO

A partir de 1992 y más o menos hasta el año 2000, se agrava considerablemente la situación de presos y presas, y el instrumento utilizado por el Estado peruano son las leyes, sean votadas por el Congreso, sea por decretos presidenciales. En definitiva, se trata de las leyes de los vencedores de la guerra. En el período que nace desde ese año, el trato principal para los presos es el aislamiento y la dispersión.

Los y las presas son enviados a lugares muy remotos, con fríos intensos como Huacamayo, Puno, a cientos de metros sobre el nivel del mar, en situación de duros aislamientos.

Sobrevivientes de una guerra perdida, los presos (igual que en la Argentina en su momento) y sus familiares, llevan a cabo un proceso de resistencia y luchas, tendientes a lograr mejores condiciones carcelarias, suavizar los regímenes penitenciarios de ese momento y fundamentalmente romper el aislamiento y tratar de revertir la dispersión.

peruko presoak1

A partir de 1992, las nuevas capturas, -muchas-, pasaron al fuero militar: los juzgan militares en Tribunales militares.

Los presos interponen acción de inconstitucionalidad contra el fuero militar y eso produce en muchos casos las caídas de casi todos los juicios que fueron llevados a cabo en esos fueros; muchos prisioneros lograron su libertad y se restablecen los beneficios penitenciaros como las salidas transitorias, las condicionales, etc.

En el año 2004 regresa Alan García a la presidencia del Perú, aquel genocida de los años ochenta. El Ejecutivo conculca todos los beneficios carcelarios alcanzados por la lucha de los presos, sus familias y lo poco o mucho de la construcción política que les haya quedado afuera, más la tozuda lucha de los abogados (que van entrando y saliendo de prisión permanentemente). Cesan salidas transitorias, condicionales, y ya no hay más libertades; incluso, como en la actualidad, aún con cumplimiento de sus grandes condenas.

En definitiva: El Estado peruano pasa a determinar la legislación como un arma de guerra, en el marco de lo que podemos denominar “Derecho Penal de enemigo”

 LA LEGISLACION COMO ARMA DE GUERRA

Los y las prisioneras políticas peruanas denuncian que la evolución de la legislación “antisubversiva” demuestra que se está utilizando como una de las armas políticas de una guerra no reconocida y no declarada, con el añadido de que se utiliza y se profundiza más de veinte años después de finalizada formal y materialmente la guerra, a partir de la admisión de una de las partes de tal situación y sobre todo de no haberse producido hechos armados desde esa fecha (1993).

Muchas de las presas (y algunos presos) han venido cumpliendo sus largas condenas de mas de 20 años de prisión pero no salen, en general porque les construyen nuevas causas que les añaden muchos años a sus condenas, o directamente porque los jueces disponen de las facultades para extenderlas a su propio criterio.

BASE DE DE LA DENUNCIA ANTE LA CIDH

La Corte ya emitió uno de sus varios fallos contra el Estado peruano (antes ya dictó por las matanzas, pero Perú no acata ninguna de las recomendaciones o condenas) como por ejemplo en el caso de Gladys González, una prisionera del MRTA.

Sin embargo, el actual planteamiento de las 63 presentantes se dirige contra la legislación peruana. Tanto los prisioneros como sus defensores denuncian que desde 1981 se ha aplicado una legislación antiterrorista como instrumento de guerra del Estado, guiado por concepto de Derecho Penal de Enemigo.

En concreto, las denuncias comunes a todas las apelantes son por:
– Detención arbitraria y tortura

– Juzgamiento ilegal en fuero militar

– Nuevo proceso en Tribunal civil con legislación y fuero de excepción

– Sobrepenalización

– Negación de beneficios penitenciarios para acceder a la libertad

-Condiciones de prisión de tratos crueles e inhumanos

Especificaciones mas resaltantes de las nueve peticionantes en prisión:

1.-MARUJA ARANGO CHAVEZ

Está condenada a cadena perpetua, lleva 21 años en prisión. En Perú, esta condena es literalmente no salir nunca en libertad.

La condenaron en una Sala de excepción a 20 años, el Tribunal Supremo le sube la condena a prisión perpetua.

Tiene un hijo de 21 años y su sobrino de 9 años fue secuestrado por varias horas en oportunidad de búsqueda y captura del hijo de Maruja.

2.-SILVIA GONZÁLEZ OLARTE

Es sobreviviente de los genocidios de los penales El Frontón, Luringancho y Callao durante el Gobierno de Alán García en junio de 1986.

Recuperada su libertad cae nuevamente detenida en 1995 y es condenada a 26 años de prisión, lleva 21 años detenida y durante este tiempo fue trasladada a seis penales diferentes, entre ellos el de Guanamayo en la zona de Puno, a gran altura y en condiciones durísimas de frío.

Su familia sufre aún hoy una gran persecución política.

No hace mucho, la DIRCOTE (servicios de inteligencia) le allanó su celda y le secuestró documentación propia, escritos de ella, análisis políticos, etc. Esto implica que puede resultar procesada y condenada nuevamente por considerar “terroristas” su pensamiento escrito y por tanto, cuando le corresponda salir dentro de cuatro años, se le agreguen muchos más a su condena.

3.-ZULMA PEÑA MELGAREJO

Fue detenida junto a su bebé, torturada y vejada con el niño presente.

Condenada a 25 años.

Hace muy poco fue incluída en la famosa causa “Perseo” donde se encarcelo a la totalidad de los abogados del Movadef y por tanto corre ahora el riesgo de ser condenada nuevamente.

4.-CECILIA DOMINGUEZ BERROSPI

Condenada a 30 años, una pena considerada por su defensa “draconiana”. Gravemente torturada en la DIRCOTE. Lleva 23 en prisión.

Es imposible que recupere su libertad, fue condenada dos veces y total cadena perpetua.

Le allanan su celda, arrasan con sus excelentes pinturas y las mismas pueden ser consideradas “terroristas” por un Tribunal.

Su hermano fue asesinado en el Penal de Luringancho; su cuerpo nunca apareció.

5.-GLORIA JORGE LOPEZ

Está condenada a 25 años y lleva 23, siempre se le negaron todos los beneficios carcelarios directamente por instrucción de los poderes del Estado.

En su momento había empezado a pagar con dinero y trabajo su futura libertad, pero posteriormente otro Tribunal revocó todo y perdió todo lo aportado.

Existe posibilidad real de que pronto cumpla con su condena y no sea liberada.

6.-NANCY MEJIA RAMOS

Condenada primero a 25 años, luego le subieron la pena a 30, lleva 22 detenida.

Su situación fue considerada por la CIDH que admitió su causa por torturas, ello a pesar de haber presentado su demanda fuera de término. La CIDH consideró igual que debía admitirse “por excepción”.

Esto origina una dura campaña de prensa rechazando a la CIDH, al igual que en los sesenta y tres casos de los actuales peticionantes. La TV peruana escracha a sus padres exhibiendo sus fotos.

7.-MIRIAM ESPINO SALINAS

Condenada a 25 años de prisión, lleva 22 detenida. A partir del asesinato impune de una hermana menor de edad, se inicia una persecución política contra ella y su familia por sus constantes denuncias.

Fue sometida a juicio sumario con “jueces sin rostro”, apeló la sentencia y le subieron la pena a 30 años.

En el 2003 tuvo un nuevo juicio por la nulidad de todo el proceso, pero (IGUAL QUE TODOS LOS PROCESOS ANTERIORES), los procesos de “jueces sin rostro” fueron anulados en cuanto a las penas, pero no en cuanto a las pruebas. Toda la instrucción y las pruebas de esos juicios se mantuvieron igual, de manera que en los nuevos procesos las condenas eran cantadas porque se basaban en mismas constancias (torturas, declaraciones policiales, informes de inteligencia, etc).

En ese proceso del 2003, le bajan la condena a 18 años, pero cuando apela, el Tribunal de Alzada “la Suprema” le dicen, le sube la pena a 25 años que es la que finalmente le queda.

La DIRCOTE le allana la celda y le lleva obras de arte y escritos que pueden ser considerados “terroristas” y hacer peligrar su libertad dentro de tres años.

8.-AYDE CHUMPITAZ LUYO

Condenada a 18 años de prisión. En detención anterior cumplió cinco años y salió en libertad. Esta nueva condena está caratulada simplemente “terrorismo” sin especificación de acción típica penal alguna.

Su cuñado y su esposo fueron detenidos junto a ella y también condenados a 18 años, todos están próximos a alcanzar su libertad.

Hace poco la DIRCOTE allanó su celda buscando constancias de “terrorismo” y tratando de implicarla en algo para evitar su salida.

Su próxima libertad originó una campaña de prensa en rechazo pidiendo al Gobierno que se la mantenga detenida (ver periódico “El Expreso” pagina 10 del lunes 16 de noviembre 2015)

9.-MARITZA GARRIDO-LECCA RISCO

Es sentenciada a 25 años, le falta un año y medio para el cumplimiento de la pena.

Maritza proviene de clase alta y de una conocida familia limeña. Era una bailarina muy conocida y mediática, profesora de baile en Lima. Esto ha originado una gran campaña en su contra en la prensa escrita y en la TV anunciando que puede ser liberada.

En internet puede recabarse info sobre Maritza porque la exposición mediática es constante.

Le han negado permanentemente todos los beneficios penitenciarios que vino solicitando hasta ahora y es una de las que peligra su libertad en el poco tiempo que le resta para el cumplimiento de su condena.

Prisioneras condenadas a cadena perpetua

1.-ELENA ALBERTINA YPARRAGUIRRE REVOREDO

2.-MARIA GUADALUPE PANTOJA SANCHEZ

3.-ZAMBRANO PADILLA, LAURA EUGENIA

4.-MARUJA ARANGO CHAVEZ

5.-ANA LUZ MENDOZA MATEO

Lista completa de las 27 presas políticas del penal de Piedras Gordas

1) Maruja Arango Chávez,

2) Carolina Cordova Alzamora,

3) Aydé Chumpitaz Luyo,

4) Margót Dominguez Berrospi,

5) Miriam Espino Salinas,

6) Yohany Espinosza Vinces,

7) Silvia González Olarte,

8) Maritza Garrido-Lecca Risco,

9) Martha Huatay Ruiz,

10) Elisa Hinastroza Huacachi,

11) Gloria Jorge López,

12) Anita Lino Abad,

13) Margot Liendo Gil,

14) Nancy Mejía Ramos,

15) Ana Mendoza Mateo,

16) María Ortega Segundo,

17) Ida Mendoza Mateo,

18) María Pantoja Sánchez,

19) Yeni Rodríguez Neyra,

20) Angélica Salas de la Cruz,

21) Adelina Sedelmayer Armas,

22) Victoria Trujillo Agurto,

23) Sara Vallejo Vasquez,

24) Elena Yparraguirre Revoredo,

25) Laura Zambrano Padilla,

26) Iris Quiñones Colchado,

27) Eliza Culantres Cordoba.

DIRECCIÓN POSTAL:

EP ANCON II

Panamericana Norte Km 42

ANCON

LIMA – PERU

Advertisements