VAROUFAKIS QUIERE A COLAU EN SU NUEVO MOVIMIENTO SOCIALDEMÓCRATA EUROPEO

El ex ministro griego considera que el deber de la izquierda es “estabilizar el capitalismo”

Por ARTURO INGLOTT
Fuente: CANARIAS-SEMANAL.ORG

El mediático exministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis anunciaba el pasado sábado, 2 de enero, su intención de sumar a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a su nueva formación política, bautizada como “Movimiento europeo del cambio”.

img_42547

El proyecto político de Varoufakis se presentará el próximo 9 de febrero en Berlín. Para su lanzamiento ha establecido ya contacto con varios líderes políticos que él considera como de “cambio” con respecto a las políticas defendidas por el gobierno alemán. Entre estos destacan , junto a la regidora de la ciudad Condal, el ex-ministro “socialista” alemán Oskar Lafontaine y los conocidos economistas keynesianos Paul Krugman y Joseph Stiglitz.

Como se recordará, Varoufakis, ex mano derecha del primer ministro griego Alexis Tsipras, rompió con su partido Syriza después de que fuera apartado de su puesto de negociador en la UE, por diferencias con Tsipras en torno a la forma en la que debían desarrollarse estas conversaciones. Dicha ruptura fortaleció la imagen del economista y ex ministro como representante de los intereses del pueblo griego frente a la Troika.

El proyecto político d ex ministro de finanzas griego es presentados hoy por la prensa europea como un movimiento de “internacionalismo radical” de izquierdas.

Una caracterización que, sin embargo, contrasta con las propias concepciones económicas y políticas de Yanis Varoufakis. Hace apenas dos años, en mayo de 2013, Varoufakis manifestaba explícitamente en el 6º Festival Subversivo de Zagreb sus ideas acerca de lo que – en su opinión – le correspondía hacer en este momento a la “izquierda” del continente.

Varoufakis sostuvo en su presentación que “por mucho que repugne a los radicales, el deber histórico de la izquierda en esta coyuntura particular es estabilizar el capitalismo, salvarlo de sí mismo y de los inútiles gestores de la crisis en la eurozona”.

Varoufakis afirmó también que “un análisis del capitalismo europeo y de la condición actual de la izquierda obliga a trabajar en pro de una amplia coalición, incluso con partidos de derecha, para resolver la crisis de la eurozona y estabilizar la Unión Europea”.

En meses pasados, el exministro heleno adelantaba que el objetivo de su movimiento político no es establecer sucursales políticas en cada país, sino que la fórmula organizativa y electoral será en cada caso fruto de decisiones colectivas y orgánicas.

Según manifestaba en una reciente entrevista concedida a El Diario, eso podría traducirse en “un nuevo partido en algunos países,” o en “establecimiento de alianzas con partidos ya existentes en otros”.

Pero, más allá de estos aspectos formales, los planteamientos políticos deYanis Varoufakis no permiten aventurar que su proyecto, inscrito en la corriente neosocialdemócrata que pugna por ocupar el lugar de los viejos partidos socialistas, pueda atreverse a impulsar alguna ruptura con el marco impuesto por las instituciones de la UE en representación de la banca europea.

Advertisements